AGUA

El agua que entra a formar parte del pienso durante los procesos tecnológicos debe ser inocua para los animales. El agua de granja para beber los animales es considerada un alimento y como tal debe ser tratada.

POTABILIZACION

 

Microbiológica: el agua no debe presentar microorganismos patógenos, teniendo en cuenta que un animal puede beber más del doble que come se entiende la implicación que puede tener en el estado de salud, y por otro lado los sistemas de refrigeración y el agua de limpieza pueden ser una vía de diseminación de enfermedades. La utilización de BIOCIDAS en el agua es de obligado cumplimiento. No basta con usar el producto adecuado es necesario la monitorización mediante la medición residual. Ya que todos los biocidas autorizados para agua son sustancias OXIDANTES un buen método para verificar la eficacia es medir el ORP (potencial oxidación-reducción en el agua) el cual para el cloro se utiliza valor de 400 mV para ausencia de Coliformes y 600 mV para desinfección total.

Físico-química: existen muchos parámetros que pueden afectar a la producción animal, pero los más importantes para poder valorar la calidad del agua y preveer posibles problemas son:

  •  Dureza: afecta a biocidas, medicaciones e instalaciones, además las incrustraciones calcareas son habitat para el  biofilm.
  •  TDS: salinidad total o conductividad, afecta directamente a la producción y salud animal.
  •  Indicativos de contaminación por purines: presencia de Nitratos y Nitritos a parte de la toxicidad directa, eleva la  sospecha de contaminación por purines acompañados de otras sustancias y microorganismos nocivos.

ACIDIFICACION

 

Acondicionamiento:

pH de 6,5 es el ideal para un óptimo rendimiendo del Hipoclorito como biocida, ya que se encuentra mayoritariamente en su forma activa ACIDO HIPOCLOROSO. Ideal para la estabilización de la mayoria de medicaciones y aditivos utilizados.

Biofilms: las incrustraciones calcáreas son el lugar idóneo donde los microorganismos formadores de biofilms comienzan su colonización, un pH ácido previene estas incrustraciones en aguas duras.

Tensión superficial: el descenso de la tensión superficial ayuda a la penetración de los biocidas y conservantes en los lugares de difícil acceso, para ello se pueden usar surfactantes en el agua, que además ayudan a la estabilización de medicamentos y aditivos.

Zootécnia:

Comunmente se utiliza la acidificación del agua en animales monogástricos a pH cercanos a 5 como medio para aumentar la digestibilidad de la dieta, protección de la flora intestinal y prenvención de desordenes digestivos. Los ácidos orgánicos funcionan por dos acciones:

  1. Bacteriostático: Bajar el pH por debajo de la neutralidad (valores 6 y menores) crea un ambiente poco idóneo para el crecimiento de Bacterias patógenas.
  2. Bactericida: Ácidos de pequeño tamaño como el fórmico pueden penetrar en las células bacterianas, la presencia de otros ácidos de mayor cadena de carbonos (acético y propiónico) y surfactantes potencia la acción desestabilizando la parte lipídica de la pared bacteriana GRAM-(Salmonella y E.coli).

 

NOMBRE

COMPOSICION

APLICACION

Cloro gº potable

Hipoclorito

Potabilización microbiológica

Miprox

Peróxido

Potabilización microbiológica

Miprox plus

Peróxido y peracético

Desinfección y desincrustración en vacio sanitario

Dutrion

Dioxido de cloro

Potabilización microbiológica

Desinfección en vacio sanitario

Hidrabac®

Fórmico, Acético y Surfactantes

Acidificación y prevención de incrustraciones calcáreas

Megacid

Fórmico, Láctico y Propiónico

Acidificación zootécnica

Megacid Cu

Fórmico, Láctico, Propìónico y Cobre

Acidificación zootécnica y alguicida

Tratamiento potabilizador: Acidificación como acondicionado y cloración para desinfectar pueden ser un sistema, que por su eficacia económica y efecto residual, sea idóneo para aguas de pozo de zonas calcáreas. Niveles de pH 6,5 y ORP de 600 mV (aprox. 0,8 ppm) han demostrador ser altamente satisfactorios.

Además puede aumentar el rendimiento productivo y la prevención de enfermedades gastrointestinales, si se decide disminuir el pH hasta valores de 5 a 6.

INSTALACIONES:

El tratamiento químico del agua necesita equipos dosificadores automáticos que presenten gran fiabilidad así como versatilidad de dosificación. Destacan entre todos los sistemas la utilización de bombas peristálticas proporcionales junto a contadores volumétricos.