Mecanismo de acción de los desinfectantes

La actuación de las sustancias químicas con acción desinfectante, se centra por lo general en algún punto concreto de la estructura de los microorganismos o ejercen su acción sobre algún mecanismo vital. Se seleccionan, por lo general, productos con actividad selectiva (que producen daño al microorganismo, sin alterar las estructuras celulares del hospedador, circunstancia que obedece a diferencias entre la fisiología celular y la microbiana).

 



1.- Membrana externa: según que las moléculas del desinfectante ionizado sean absorbidas o repelidas por la carga eléctrica en el contacto inicial, puede suceder:

    a.- Que las moléculas no polares penetren en el interior y disuelvan la fase lípida de la bacteria.

    b.- Caso de que, como consecuencia de la carga eléctrica sean repelidos, pueden actuar sistemas de trasporte específico que conducen y transportan el desinfectante a través de la membrana.

    c.- Otros casos son moléculas capaces de perturbar la organización de la membrana mediante el establecimiento de puentes con determinados puntos de la estructura.

Los aldehídos (glutaraldehido), por ejemplo, interaccionan con los grupos NH2 de las proteínas y los aminoácidos.

 

2.- Membrana citoplasmática: Una molécula actica, como puede ser un nutriente,
puede penetrar a través de la membrana citoplasmática difusión pasiva o por transporte activo (procedimiento
específico, capaz de permitir la acumulación de productos en la bacteria o el traslado se produce con el producto transformado o unido a una proteína de la membrana). Fenoles, amonios cuaternarios, biguanidas, etc., producen fisuras a nivel de compuestos de bajo peso molecular, siendo causa de desnaturalización proteica y lisis celular.

 

3.- Citoplasma y núcleo: Algunos productos desinfectantes interfieren a nivel de encimas y proteínas. Otros productos se combinan con el ADN o el ARN, como sucede con los agentes alquilantes y oxidantes.

 

4.- Esporos bacterianos: La presencia de ácido dipicolínico hace a estas formas en mucho, más resistentes a los desinfectantes que la forma vegetativa. Algunos desinfectantes activos, oxidantes como el peróxido de hidrógeno y el cloro, son capaces de desestabilizar este compuesto en los esporos.

Comparativamente, sin embargo, pocos desinfectantes son esporicidas. Los fenoles o los derivados de amonio cuaternario, poseen sin embargo un escaso efecto sobre la viablidad de los esporos bacterianos. El glutaraldehido, el hipoclorito, el yodo, el peróxido de hidrógeno y óxido de etileno, son esporicidas, actuando sobre los esporos maduros.



5.- Virus: Los desinfectanes con propiedades lipofílicas (derivados del amonio cuaternario, homólogos del fenol, anfóteros, biguanidas) son activos frente a los virus envueltos. El cloro y los derivados del yodo, los agentes oxidantes, algunos aldehidos (glutaraldehido) y los ácidos o alcalis fuertes, son activos frente a la mayoria de los virus.

 

Todos los deisnfectantes son menos efectivos en presencia de materia orgánica, es decir, no se puede desinfectar la suciedad. La materia orgánica se insmiscuye co la acción de los desinfectantes por. El revestimietno del organismo patógeno y su prevención del contacto con el desinfectante; formando barreras químicas con el esinfectante, por lo tanto lo hace inactivo frente a los microorganismos; o reaccionando químicamente y neutralizando el desinfectante. Limpieza antes de desinfección.

Bacteria